Mindfullness: Rompe con un hábito.

Los hábitos, costumbres, rutinas .. nos hacen poner el piloto automático en nuestra vida y nos hacen desconectar del presente. Aunque nos son útiles en algunas ocasiones, y hasta todo imprescindibles en otros, pueden acabar siendo causa de malestar intenso en determinadas ocasiones si no se pueden cumplir (sin a veces ser conscientes de que este malestar viene de aquí), nos hacen volver rígidos. Mantener unas rutinas muy establecidas, inflexibles, crea una caminos muy marcados en el cerebro, unas rutas de activación determinadas, que cada vez son más fácilmente activables porque están más definidas.

Al crear nuevas formas de actuar, aunque sean pequeñas, estamos formando nuevas conexiones neuronales y nuevas rutas que nos harán ganar flexibilidad que podremos aplicar en muchos ámbitos de nuestra vida, haciendo desaparecer o reduciendo mucho este malestar que proviene de estas rutinas que hacemos sin darnos cuenta y que si se rompen nos hacen sentir mal sin saber a veces de dónde proviene esta sensación. Del mismo modo, ganaremos complejidad cognitiva, ya que está demostrado que hacer cosas diferentes, de manera diferente, creando alternativas, nos aumenta la complejidad de las conexiones neuronales, y eso nos ayudará en otras facetas de nuestra vida!

Para practicar Mindfulness (atención plena) es fundamental estar presente, vivir el presente y en el presente. Para ello, uno de los pasos fundamentales es desvincularse del piloto automático, que nos lleva como muñecos por la vida sin darnos cuenta de lo que realmente hacemos, mientras vivimos en un mundo de pensamientos sobre el pasado o preocupaciones sobre el futuro.

Cómo empezar a practicar Mindfulness rompiendo un hábito?

Cambia algunas cosas de forma consciente y deliberada. Rompe con un hábito que tengas instaurado, aunque sea pequeño. De hecho, comienza por el más pequeño. Unos ejemplos: en el tren, en lugar de buscar siempre el mismo asiento (de cara y al lado de la ventana) sede en cualquier otro lugar; cambia el itinerario por donde vuelves a casa; haz la cama de forma diferente, ve a buscar el pan por otro camino …

Es posible que al principio te cueste, ya que el cerebro instaura circuitos según las veces que los usamos, e incluso que no le veas la utilidad, pero tienes que pensar que no intentamos buscar la solución más óptima, sino ganar flexibilidad y ser capaz de vivir experiencias en diferentes alternativas, y salir así (al menos de forma momentánea) del piloto automático que nos dirige, y recuperar sensaciones y perspectivas que quizás hace tiempo que no teníamos. Y sobre todo, ganar flexibilidad en nuestra vida, y evitar el malestar que sentimos cuando no podemos cumplir con ese hábito que tenemos tanto instaurado que no sabemos ni de dónde viene! Reinventa cada acción automática y haz de tu vida una creación permanente con la ayuda del Mindfulness y la Atención Plena.

#mindfulness #bienestar #benestar